Antonio Torrealba

En Instagram el mejor aprendizaje es la constancia

Si deseas triunfar en este increíble mundo de Instagram, si deseas ser un emprendedor exitoso en esta red, si ya has dado tus primeros pasos y vas por más, si estás haciendo tu tarea como es debido: ofreces a tus seguidores contenidos de calidad, eres creíble, cercano, todo eso es simplemente ¡Maravilloso! Lo que tienes prohibido a partir de ahora es dormirte en los laureles: no puedes jamás ir a publicar cada tres meses ¡Por Dios!, la constancia es la clave para tu éxito y, por si fuera poco, tu mejor aprendizaje porque a hacer se aprende haciendo.

La falta de constancia y periodicidad es uno de los principales errores que cometen muchos de los que, pese a un estupendo arranque, fracasan a medio camino. De las personas que interactúan contigo, solo el 4 % está dispuesto a comprarte, mientras la mitad del 96 % restante es posible que lo haga pero en el lapso de un año.

De allí la importancia del seguimiento y estar presente siempre. ¿Ves? No puedes darte el lujo de desaparecerte y creer que el trabajo ya está listo. Debes concentrarte en aparecer con la suficiente frecuencia y fuerza para concretar tus objetivos. Tienes que estar concentrado en lo que posteas, en que esté a tono con lo que tus seguidores desean y en que ello redunde en tu beneficio:

  • Tráfico.
  • Ventas.
  • Presencia.

La frase «no he tenido tiempo para publicar» es mortal

De nada sirven los impactos eventuales. La disciplina es imprescindible para afianzar tu presencia en las redes, sobre todo en las fases iniciales. La constancia no es otra cosa más que el esfuerzo sostenido en el tiempo y producto de la organización para alcanzar tus metas.

Así que tiempo vas a tener siempre si planificas los contenidos y los produces con la suficiente antelación para sincronizar su publicación con tus intereses.

No guardes silencio durante mucho tiempo

Si haces mute por mucho tiempo lo único que transmitirás a tu audiencia es una suprema dejadez e indiferencia. Seguro te ha ocurrido que eventualmente te encuentras en alguna red social con un usuario que ha publicado contenidos interesantes, y de inmediato revisas cuándo envió su última publicación… resulta que fue hace meses. De inmediato desistes del propósito de seguirlo. Igual ocurrirá con tus potenciales seguidores.

No basta sorprender un día y desaparecerte semanas, diría no solo que no basta, sino que termina siendo contraproducente.

Sigue tu plan de publicación

Aunque frente a la pantalla del móvil, de la tableta o la del computador proyectes una imagen fresca y espontánea, detrás de tanta naturalidad hay un duro trabajo de planificación. Así que define en un calendario o agenda tu estrategia de publicación, con lo que lograrás que tus seguidores esperen tus posts en un momento específico de la semana.

Aunque es difícil mantener presencia diaria con contenidos cuya producción demande mucho tiempo y esfuerzo, publica breves comentarios sobre actualidad, tips, consejos o un video de 15 segundos.

Lo importante es estar presente. Agenda la publicación en base a la coyuntura particular y global. Ofrece variedad: Mucha calidad, mucha utilidad, mucha asertividad, mucha interacción y entonces el esfuerzo a tu constancia se verá recompensado.

Seguro quieres profundizar aún más sobre este interesante y atractivo mundo de las redes y sus usuarios, por eso te recomiendo que leas mi  “Convierte a tus seguidores en clientes”, donde encontrarás muchos más detalles sobre cómo desarrollarte en este importante mundo de cara al futuro. 

Abrir chat