Antonio Torrealba

10 CONSEJOS PARA ENCENDER LAS CUENTAS CORPORATIVAS

Si algo distingue a una buena corporación en las redes es que ofrezca información de valor en su blog: hacerlo le proporciona enormes beneficios, entre ellos generar confianza, pero además un contenido de valor en su blog va a representar el mejor anzuelo para que sus usuarios muerdan voluntariamente.

Esa es, señores, la esencia pura del marketing de contenido y sin duda la mejor estrategia para posicionar tu site en los motores de búsqueda.

Así que si tienes una cuenta corporativa debes postear contenidos de calidad sustentados en un blog, así que enciéndelo y ponte a sacar provecho de su utilidad para tu estrategia.

También sé que en no pocas ocasiones es el Community Manager quien además de manejar las cuentas, debe también manejar el blog corporativo de la empresa. Algunos lo hacen con mucha propiedad, pero tanto como si se trata de la misma persona la que elabora los contenidos, como la que los postea en las redes, acá te presento indicaciones muy útiles para poner a valer tanto el blog como sus redes:

• Alinea los temas de los artículos con los intereses del público objetivo: la meta de un blog corporativo no es que todo el mundo lo visite, sino aquellas personas con más probabilidades de convertirse en clientes.

Organiza un cronograma de publicación para que no esté desactualizado. Así evitarás que los visitantes no pierdan el interés al toparse con las mismas «noticias viejas».

Debe contener un formulario de suscripción para informar sobre las actualizaciones. Este es uno de los primeros pasos a dar en el proceso de email marketing.

Pon títulos llamativos y que prometan resolver un problema.

Ofrece diversidad de formatos, desde textos, vídeos e infografías, hasta podcasts y material interactivo.

Brinda al pie de los artículos la posibilidad de compartir en las redes. Si es un contenido de utilidad, los lectores serán los primeros promotores de esa información.

En caso de ser un emprendedor con fallas de ortografía y redacción, destina parte del presupuesto para pagarle a un corrector que revise los textos antes de ser publicados y evitar deteriorar la imagen de la marca con contenidos llenos de errores.

• Cura contenidos. Aunque el contenido propio es el protagonista de las publicaciones, una posibilidad es tratar contenidos provenientes de otras fuentes, ya sean artículos de prensa, investigaciones o blogs de terceros.

Pero no te confundas: curar contenidos no es copiar y pegar (¡eso es plagio!), sino reinventar ese contenido desde la perspectiva de la marca.

Al final del artículo pon un llamado de acción. Podría ser una pregunta para que los lectores expongan sus opiniones sobre el tema. Este llamado de acción los motivará a participar en el área de comentarios.

De todo lo anterior es importantísimo centrarse en la calidad de los contenidos, en “curarlos” no copiarlos, ajustarlos a los intereses de la marca. Recuerda que no interesa atraer a todo el mundo, sino a los que necesitas, que son muy específicos. No pueden haber grandes baches y no te conformes con un solo formato: Textos, videos, Podcasts, infografías, etc.

Enciende tu blog y en consecuencia encenderás tus redes. Una cosa es consecuencia de la otra. El contenido de tu site será tu cuenta corriente para poner a rendir tu éxito en cada plataforma.

 Ya sabes, si deseas profundizar en estrategias para crear y desarrollar tu marca personal en las redes sociales, te invito a consultar mi libro «Convierte a tus seguidores en clientes», donde amplío este y muchísimos temas para dejar una huella imborrable en las plataformas digitales.

Abrir chat