Qué hacer si metes la pata en las redes

Tener un papel destacado en las redes sociales es estar todo el tiempo en el ojo público, lo que lleva a que muchos influencers reciban constantemente una lluvia de críticas por los contenidos que publica.

Esto es totalmente normal: no somos monedita de oro y así como habrá gente que esté de acuerdo con nuestras opiniones, otras personas afilarán sus lanzas digitales para embestir contra ti luego de cada publicación. Ese no es el problema, sino una realidad que debes enfrentar cuando, como toda figura pública, brillas en las redes sociales.

El asunto está cuando publicas una opinión que hasta tú mismo reconoces que ha sido una ¡tremenda metida de pata!, ya sea porque publicaste una broma de mal gusto o te hiciste eco de una información que no verificaste y resultó ser falsa.

La provocación es un gancho para generar contenidos que no dejen indiferente a tu público, pero sé cauteloso para no sobrepasarse y que el resultado sea un desastre.

Para evitar meter la pata

Piénsalo dos veces cuando decidas tratar temas sensibles, y analiza las implicaciones de lo que publicas. Así que, para evitar meter la pata, no te precipites y medítalo bien para estar seguro de que tu opinión se sustenta sobre bases sólidas.

También te sugiero alejarte de las redes cuando abras una botella de licor. ¡Muchas de las imprudencias se cometen bajo los efectos del alcohol! Un influenciador no puede cometer la insensatez de entrar a las redes dando tumbos sobre el teclado por efectos del alcohol, así que imponte la costumbre de alejarte de las redes mientras estés de farra. Ya mañana tendrás tiempo para publicar esa divertida foto sin que los tragos de más nublen tu entendimiento.

Qué hacer

Ahora supongamos que cometiste un error. Algunas acciones de control de daños durante las crisis de reputación online serían:

  • Si consideras que te precipitaste al publicar y metiste la pata, pide disculpas. Te sorprenderá lo receptiva que es la gente cuando ve que quien se equivocó rectifica su error.
  • ¿Borrar la metida de pata? Es una posibilidad, pero recuerda que en internet es imposible hacer desaparecer en su totalidad un mensaje, y lo más probable es que algunos seguidores ya hayan tomado capturas de pantalla del traspié que te perseguirán hasta el resto de tus días.
  • Pese a la gravedad de la metida de pata, ¡no cierres tu perfil! Sería la peor decisión que podrías tomar. Deja que el tiempo haga su trabajo y, durante el proceso, aprende de tus equivocaciones y no te rindas luego de cometerlas.
  • Aprende de tu error. Es la mejor lección que nos deja una metida de pata, ya sea en las plataformas digitales o en el mundo offline. Pregúntate qué pudiste haber hecho de otra manera y cómo usar esa experiencia para no repetirla.

Reflexiona sobre qué hacer diferente en la siguiente ocasión. Si no te tomas el tiempo para pensar sobre lo que pasó, volverás a tropezar con la misma piedra. Ahora cuéntame en los comentarios si alguna vez cometiste un error en tus publicaciones, y que acciones tomaste para remediarlo. ¡Aprendamos todos de esa experiencia!

Publicación más antigua
Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Cerrar (esc)

Popup

Use this popup to embed a mailing list sign up form. Alternatively use it as a simple call to action with a link to a product or a page.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar