Lo que NO puede ir en tus publicaciones de redes sociales

Si bien cada vez tenemos más espacios digitales para compartir el contenido que queramos, tampoco la cosa puede ser “a lo loco”. Aunque sí hay mucho que podamos publicar, hay otros asuntos que debes que considerar antes de dar ese último ‘clic’ que expone finalmente tu mensaje.

Lo he dicho antes: las redes sociales son un arma de doble filo; y debemos saber cómo utilizarlas a nuestro favor. Tienen muchos beneficios, pero un “error” puede costarnos reputación, seguidores e incluso dinero. 

En mi blog puedes encontrar muchas estrategias y temas que puedes abordar en tus plataformas digitales, pero en esta oportunidad me gustaría compartir esos tipos de contenido que deberías evitar por completo en tus redes sociales para evitar una crisis, ya sea en tu marca personal o en la empresarial.

Lo que no debes postear en tu cuenta personal:

 

Opiniones negativas sobre su trabajo - empleador/a - jefe/a - profesor/a 

Si la vida da muchas vueltas, tu mensaje en las redes sociales lo puede dar a una velocidad inimaginable. Un mal comentario o queja sobre tus superiores puede costarte una mala reputación o incluso un puesto de trabajo, si llega a las manos equivocadas. Abstente de publicar ese tipo de mensajes en las redes sociales, nunca sabes quién puede estar viendo y hasta dónde puede llegar.

 

Malas palabras o blasfemias

Mantén tu espacio y tus mensajes libres de groserías o blasfemias. Puede que sea una palabra que utilizas ocasionalmente de manera offline, pero ¿quieres que se te reconozca por esas frases en el mundo online? Es más, llena tu vida de mejor energía y olvídate de esas malas palabras en ambos casos.

 

Comentarios negativos 

Un insulto o una crítica destructiva que dejes en una publicación de una red social puede acabar con el sueño de una persona, con su trabajo, su familia, e incluso su vida. Piensa antes de escribir si lo que estás diciendo tiene valor, contenido y si es útil. Los comentarios que posteas en tu cuenta o en la de otros lo pueden ver otras personas y también pueden perjudicarte, incluso si estás bromeando.

 

Datos personales

Esto puede ser un poco obvio para muchos, pero igual me gustaría dejarlo claro aquí. No importa si tu cuenta es privada y sientes que tienes control sobre la información que compartes, los datos personales como números de cédula, seguridad social, pasaporte, ubicación exacta, cuentas bancarias… olvídate de compartir lo más mínimo por redes sociales. Es por tu seguridad.

 

Discusiones políticas

Está bien tener una postura política, un ideal del cual eres seguidor/a. Pero una cosa es compartir tus convicciones en las redes sociales, y otro es querer destacar con un testamento de publicación (y con poca investigación) sobre un tema político. Yo no digo que no compartas lo que piensas, pero hazlo siempre con respeto, pensando en quienes te siguen, y que sea un contenido relevante y de valor para quien lo lee. Comparte tus ideas, no las impongas.

 

Lo que no debes postear en tu cuenta empresarial: 

 

Fallas ortográficas

Se puede pasar algunos errores tipográficos o de acentos, algunas comas faltantes quizás, pero hay un límite. Hasta la forma en que comunicas puede influir en los que te siguen, y lo mejor es dar una buena imagen y, de cierta manera, también “educar” a la audiencia. Que tu buena redacción vaya acompañada de una impecable ortografía, puede aumentar la percepción positiva de tu marca. 

 

Responder a la defensiva

Las críticas o comentarios negativos que dejen en tu cuenta pueden convertirse en una ‘bola de nieve’ cada vez más grande si dejas que tu molestia o rencor nuble tu pensamiento y respondas de vuelta con mensajes que estén a la defensiva; eso no resuelve nada. Si tuviste un error, asúmelo y pide disculpas. Si es un tema específico con un cliente, resuelve la situación fuera de las redes sociales, igualmente con respeto.

 

Plagiar a otras empresas o marcas

Está bien identificar qué está funcionando en las redes sociales, y cuáles son las estrategias que están siendo aplicadas por tu competencia. Pero no caigas en la tentación de querer hacer lo mismo. Puedes encontrar inspiración o ideas en otros, pero el éxito vendrá de la originalidad de tu mensaje. Tus seguidores lo valorarán más.

 

Ser obsesivo con las ventas

Las redes sociales son una herramienta de negocio, pero estas herramientas son más de conexión con tu público, aumento de reconocimiento de marca, mejora de reputación… Está bien hacer un llamado a la acción para que tu audiencia se convierta en cliente, pero la base de las redes sociales está en compartir contenido de valor que deje a tu marca en el top of mind, y cuando estén buscando un producto como el tuyo, sea el primero que les venga a la mente.

 

Hablar por tu marca

Tú no eres tu marca. Ella tiene un público específico, delimitado, que puede parecerse a ti, pero que no eres solo tú. El contenido que sea publicado en los espacios digitales de tu marca o empresa deben estar dirigidos a esa audiencia, pensando en todos, desde lo que potencialmente le podría gustar y le sea RELEVANTE, aunque a ti como representante no sea lo que más te convenza. 

 

Lo importante con nuestras publicaciones en redes sociales, sean personales o de empresa, es que nos cuidemos pensando antes de actuar, y considerando que el Internet va a la velocidad de la luz y está al alcance de millones de personas, para bien o para mal.

 

¿Quieres aprender más sobre redes sociales?
Inscríbete en mi taller online aquí:

 

Por cierto, también te puede interesar esto:
Para más información clic AQUÍ

 

Publicación más antigua
Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Cerrar (esc)

Popup

Use this popup to embed a mailing list sign up form. Alternatively use it as a simple call to action with a link to a product or a page.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar