Antonio Torrealba

¡EN LAS REDES, SER REAL ESTÁ DE MODA!

Para muchos,  lo que ocurre en la vida real no es precisamente lo que se percibe en sus cuentas o perfiles de sus redes sociales. Y eso no es necesariamente malo, pero, cuando se convierte en extremos casi incompatibles, resulta medio patológico y nada conveniente para una audiencia que hoy, más que nunca, sabe darse cuenta.

Así que dado el ambiente de conectividad, ser real está de moda. El asunto se ha tornado tan serio que hasta sicólogos sociales lo han investigado:  “Nuestros resultados sugieren que las personas que utilizan las redes sociales para expresarse de forma auténtica pueden tener un mayor bienestar subjetivo“, resaltó a  EL PAÍS, de España, vía correo electrónico la autora principal del estudio, Erica Bailey.

NO SOLO POR TU BIEN, SINO POR EL DE TUS USUARIOS

Pero es que desde el otro lado de la pantalla también importa el hecho de que quien postee sea lo más natural posible y lo más alejado de pose alguna: “otro estudio señala que quizás le hemos dado un uso inadecuado a las redes sociales desde el principio: En lugar de esforzarse por presentar una versión idealizada y socialmente deseable de sí mismos, los usuarios deberían compartir más información sobre quiénes son en realidad”.

Cuando eres auténtico te ganas el respeto de tu audiencia, cuando posas y engolas, cuando disfrazas y engañas, terminas por aburrir a tus fans que no desean tanta perfección, sino más bien un toque de realidad, algo que les diga que ellos no son tan imperfectos ni ustedes tan de otro planeta.

“Las redes sociales se han caracterizado por ser transmisoras de la famosa pose y el fenómeno de  Instagram  es el mejor ejemplo, con sus filtros, retoques y perfiles”, todos queremos aplicarle la mayor cantidad de magia a nuestras imágenes pensando que con eso las volvemos más atractivas y eso se explica porque  “todos, en mayor o menor medida, queremos ser mejores de lo que somos. Por eso buscamos vestirnos bien, arreglarnos, maquillarnos. Siempre hemos sido así, solo que ahora hemos trasladado esta forma de ser a las redes sociales”

Pero en pleno siglo XXI, con la concienciación que hay sobre los verdaderos valores de la vida, los verdaderos problemas y las cosas verdaderamente importante, la audiencia espera mayor coherencia de sus interlocutores. Espera que ellos se den cuenta de que más allá de sus posts, ellos saben que detrás existe un ser humano que, como todo, es capaz de equivocarse y de amanecer un día con el pie izquierdo y todo eso está bien reflejarlo, porque  como te venimos repitiendo: Ser  REAL no solo está de moda, es casi que un mandato.

Pero si realmente deseas formarte en esta área puedes no puedes perderte nuestro Diplomado en Instagram “Máquina de Reels” en donde abordaremos este  y otros tantos temas que te ayudarán a proyectar tu marca personal o la de tu negocio en la plataforma.

Abrir chat