Antonio Torrealba

CÓMO ENTENDER A LOS PAPÁS MILLENIALLS

Mucho se ha escrito, dicho y descrito de la generación Millenialls, esa que ya está rondando los 30 años de edad y que avanza de la atrevida juventud a su madurez. De increíblemente  preparados, los millenials aclararon al mundo que contrario a todos los malos augurios, ellos han sido los mejores líderes y trabajadores que empresas o naciones habrían ambicionado jamás. Las razones son pocas pero convincentes:

Comenzaron a trabajar hace mucho, y como todos ya hemos comprobado, más que estabilidad, a diferencia de la generación que le precedió, ellos prefieren labores que los llenen. Son soñadores que han confirmado que los sueños son posible de alcanzar y no le temen al fracaso, no al menos en las proporciones que otras generaciones

La tecnología está en su ADN. La innovación, sus beneficios y sus avances, les obsesiona. Compartir y competir también está en sus genes, por lo que son menos individualistas que sus padres o hermanos mayores. 

Los cambios y la inmediatez les pertenecen. El vértigo de los días y de las transformaciones que producen no les asombra. Lo disfrutan y lo entienden como necesario en su vida. 

Les interesa el bienestar. Esta generación es una fuerza de cambio, le encanta desbaratar paradigmas y reglas. Abrazan causas tan justas como nobles: el medioambiente de primero, los derechos sexuales, la inclusión en todos sus sentidos. Aman la vida con valor, no con rigor. 

Son los más diversos cultural y étnicamente. Están abiertos a nuevas filosofías, a todas las religiones, a todas las culturas, razas, creencias y sistemas de vida. Todo lo que haga feliz sin dañar les parece aceptable. La discriminación está erradicada de sus códigos y la consideran moralmente repochable. 

Y SE HICIERON PAPÁS

Ahora, esta maravilla de generación que en sus primeras etapas (juventud inicial) prefería Nike, Apple, Sony, Gap, que se adapta a la metamorfosis continua  del planeta, se está convirtiendo en los padres de una nueva generación y como padres, algunos de sus hábitos  han variado.

Son más pragmáticos y liberales, pero alardean mucho menos con eso. Además, con sus nuevas responsabilidades marcas como Walmart y Target, han desplazado a Sony y Gap. La calidad que solía ser su primera valoración, ha sido desplazada por el factor precio.

Según Forbes, sus decisiones de compra fueron de 57 % en base a la calidad antes de ser padres, pero después de la paternidad, solo el 49% se basa en la calidad …y si tienes más hijos los porcentajes seguirán bajando. Y esta actitud se acentúa aún más cuando se expone a categorías como restaurantes, entretenimiento, ropa y productos tecnológicos.

Para el mercado y para la humanidad algo bueno debió hacer la generación X para levantar a unos millenials tan especiales. Ojalá la generación que surja de estos padres tan  únicos sepa servirle a su coterráneos tanto como los Millenials.

Abrir chat