Antonio Torrealba

En estos días vemos las redes sociales inundadas de emprendimientos personales con el muy recurrentemente tema de la Autoayuda. La cosa es simple, el mercado pide a gritos, sobre todo en estos días, contenidos dirigidos a mejorarnos como seres humanos. 

Se trata de una generación que enfrenta cambios agigantados y, para colmo desde hace 15 meses, aislados a su propia suerte debido a la última pandemia. Así que de necesitar ayuda pues  todos la necesitamos, en cualquier momento de nuestras vidas, alguien va a ser un consumidor voraz de este tipo de contenidos.

Seguro que es una buena idea emprender como marca personal en las redes con este tema. ¡Pero cuidado! La saturación y la competencia, la charlatanería y la y malapraxis pueden convertirse en el ambiente más hostil para tu emprendimiento.

RECOMENDACIONES PARA TU MARCA

Sin duda, la tentación y el rendimiento resultan un gran atractivo, pero como todo, antes de decidirte a servir de “coach”  debes garantizar que tu marca ofrezca algo realmente novedoso en el mercado y que no termine por ser más de lo mismo o de lo malo que tanto abunda.

Lo primero que debes hacer es conocer tus fortalezas frente este universo de opciones que incluya:

Qué canal vas a escoger: Youtube, instagram, tuiter, facebook, etc.

Este punto es realmente importante, porque en todas y cada una de las plataformas sobreabundan marcas muy buenas, buenas, regulares, malas y pésimas con este mismo fin. Pero cada una de las plataformas tiene su ventaja de acuerdo con el modelo que desees emprender: si es  más desde la experiencia y la narrativa, quizás debas decantarte por YouTube, si es más desde lo visual/estético, Instragram y Facebook resultan más adecuados. Si quires píldoras concentradas y poderosas, tuiter es tu mejor aliado.  

Elaborar un esquema de “servicio” adecuado para el canal seleccionado

Existen tantos temas en este universo de la autoayuda como seres humanos dispuestos a devorarlos. Pero por tratarse de ser precisamente un tema de ayuda a los demás, no debes tomarlo a la ligera ni emprender tu marca sobre cimientos pocos profesionales. Tu esquema de servicio debe incluir las mejores horas para publicarlos, así como la seriedad, responsabilidad y la constancia para abordarlos.

Concentrarte en tus ventajas competitivas frente al inmenso mercado

Este punto es bastante definitivo si quieres conseguir éxito como marca. Nadie sigue ni consume consejos o ayuda de quien no sabe cómo hacerse entender. No repitas, recrea desde la experiencia y desde el conocimiento. La esperanza y el positivismo deben ser ingredientes indispensables en todos tus mensajes. Ahora ya sabemos que tampoco puedes parecer el viejo novio de la famosa Pheebe de Freinds: un San Nicolás con Prozac.

El humor y la serenidad, son dos ganchos fabulosos. Ahora, lo que sin duda más funciona y lo que irremediablemente ayuda a distinguirte de la inmensa fauna que abarrota el mercado es la honestidad de tus contenidos y la forma en que consigas interactuar con tus seguidores.

Sintonizarte con tu audiencia/usuarios/clientes

Al sintonizarte con tu audiencia consigues no solo la confiabilidad y el respeto de ellos, sino su fidelidad y agradecimiento, que para tu marca resultarán invaluables.  Una advertencia sobre este delicado punto: debido al delicado momento que vive la humanidad, y al desenfreno de síntomas depresivos y de soledad que ha desatado la pandemia, si alguna ocasión no te sientes preparado para dar la respuesta indicada, lo ético, responsable y profesional es que aconsejes ayuda más adecuada. Las respuestas ligeras y pocos serias son peores que el silencio.

Escucharlos y “ayudarlos” desde la retroalimentación

El feedback de tu audiencia, lo que ellos sienten con tus consejos, lo que ellos disienten de ti, lo que les gusto o no de tu marca, no son más que mecanismos para seguir creciendo. Escucha, lee y aprovecha todos, porque de ti será el reino del crecimiento, aplicando tu propias recetas a tu marca.

Como  ves, es la autoayuda es una fiebre en las redes, no siempre bien aprovechada ni canalizada, pero sin duda una fiebre que va a durar, y que siempre va a tener mercados (clientes/usuarios/fans/audiencia/seguidores) así que no te desanimes si sientes que es cuesta arriba triunfar, pero tampoco emprendas si no lo vas a hacer con la seriedad, dedicación y vocación que el tema amerita.

Abrir chat