Antonio Torrealba

ATRAPA TU PÚBLICO CON STORYTELLING

Si existe una red social en donde puedes lucirte contando historias pues esa es Instagram. El storytelling es contar historias que conecten emocionalmente con la audiencia. La idea fundamental es que logres narrar anécdotas y situaciones auténticas, diferentes y que despierten el interés y la empatía de tus seguidores.

¿Por qué contar historias en Instagram? Pus aquí van algunas razones:

  • Las historias emocionan, inspiran y motivan.
  • Son fáciles de recordar.
  • Brindan contexto a los datos.
  • Te humanizan, generando confianza y cercanía.
  • Son más compartidas y, por tanto, posibles de viralizar.

Recuerda que cuando hablamos de implementar Storytelling con Instagram estamos construyendo con ello la historia de nuestra marca. Es nuestro propio relato la construcción honesta de quiénes somos para nuestra audiencia. 

Instagram es ideal para contar historias porque lo podemos hacer desde diferentes formatos. El ás común es a través de las historias, pero esa no es la única vía que Instagram ofrece: las galerías de imágenes constituyen también otra mágnifica forma de contar un suceso o hablar de nosotros en varias imágenes.

Si nos fijamos con detenimiento, todas las imágenes que posteamos dicen algo de nosotros o nuestro negocio, son microrelatos que vamos aportando para que nos conozcan y nos conecten, por eso es tan importante cuidar muy bien lo que queremos decir con cada una de las historias, o incluso, imágenes que subimos.

Repite hasta que no dudes de ello: El objetivo principal de utilizar el Storytelling con Instagram debe ser enamorar a tu público, conectar con tu audiencia. Para ello, deberás:

  • Conocer los gustos de tu targeto público objetivo.
  • Realizar fotografías de calidad.
  • Probar diferentes estilos y enfoques hasta encontrar el que mejor funciona.
  • Combinar las historias con las galerías, los vídeos y las imágenes.
  • Mantener la coherencia (visual y en los contenidos).

 PARTES DE UNA HISTORIA

Debes contar una historia que sea atractiva para tu comunidad, de interés, que desde el principio la enganche, que su desarrollo no la desanime ni la aburra y que su desenlace le deje un aprendizaje.

Ahora qué puedes contar. He ahí el dilema. Pues con el tiempo irás identificando lo que tu audiencia más desea y lo que a tu canal más le conviene, pero en principio puedes:

  • Comentar tu producto no describiéndolo, no, sino narrando la experiencia de usarlo.
  • Jugar con el suspenso: las cuentas regresivas de un evento o tu viaje a otro país, las campaña de expectativa por episodios.
  • Contar episodios curiosos o aleccionadores que te hayan ocurrido con un jefe, proveedor, cliente o compañero de trabajo.
  • O decirle a tus seguidores qué fue lo más difícil al momento de comenzar tu emprendimiento y cómo lograste superarlo.
  • ¿Cómo aprendiste a hacer lo que haces en tu negocio? ¿Quién te inspiró?
  • ¿Qué hábitos debiste cambiar para crecer como persona o frente a tu negocio? Cuéntales cuál ha sido tu mayor apoyo en lo personal o para tu negocio, ya sea tu pareja, familiar, mejor amigo… 
  • Procesos de creación: paso a paso de la elaboración de un producto desde su fase inicial hasta que está terminado. 
  • Historias con planteamiento, nudo y desenlace: puedes protagonizarla tú o contar con tus clientes para ello. La idea sería (1) plantear una necesidad o problema; (2) cómo tu producto lo resuelve; y (3) cómo está tu cliente tras haber usado tu producto. 
  • Curiosidades o anécdotas: podemos contar curiosidades sobre nosotros o sobre nuestra marca en tres o más imágenes.

Y si quieres aprender sobre esto y mucho más del novedoso mundo de Instagram y sus atractivos Reels, no puedes perderte el Diplomado de Instagram en el que aprenderás a utilizar todos los recursos que te ofrece esta red para llevar tu negocio a otro nivel.

Abrir chat