Antonio Torrealba

Las redes sociales, además de ser un medio para interactuar, también son un espacio para la expresión y empatía con los otros. Entonces el criterio de publicación debe guardar cierta asertividad para no parecer que estás fuera de contexto o viviendo en otro planeta.
Recientemente hubo toda una convulsión en las redes (y en la vida real) sobre el drama de las mujeres en Afganistán tras el triunfo de los Talibanes, y parecía casi una obligación solidarizarse con el conflicto. Y es cierto: no era el momento de hacerse el loco o de publicar textos políticamente incorrectos. Pero tampoco era la ocasión para opinar sin fundamento.

Y como este ejemplo, a cada rato nos tropezamos con uno de mayor o menor dimensión y las grandes cuentas, los influencers, las marcas y las personalidades se ven casi que llamadas a no ser indiferentes.

Acá te brindaremos cinco consejos para ser asertivo en las redes cuando ocurran situaciones estresantes o indignantes a nivel local, regional o global:

1 No cometas el error de apresurarte: es preferible hacerlo tarde que mal. Espera tener información comprobada y no especulaciones antes de hacer un post que intente ser solidario o empático. Puedes al final estar provocando un efecto contrario al deseado.

2 Toma parte solo por la gente:  no debes intentar acusar o exculpar a nadie de los acontecimientos. Tu solidaridad y tu mensaje deben estar dirigidos solo para aquellos que pasan un mal momento, para las víctimas, para la gente. Al final, son las personas las que realmente importan.

3 Si puedes ayudar, pues ayuda: si hay víctimas, si hay damnificados, si hay refugiados y necesitan ayuda, intenta hacerlo con campañas de apoyo, con donaciones, con etiquetas que llamen a la acción, con la visibilización del problema y la sensibilización de la audiencia. Aunque no lo creas, a veces pocos gestos ayudan más que grandes recursos.

4 No ignores pero tampoco agobies: el equilibrio perfecto en una situación así es darle a tu audiencia el respaldo y la solidaridad necesaria, pero no puedes, bajo ningún motivo, agobiarla o saturarla con el tema, recuerda que muchos quieren distraerse del conflicto un rato.

5 Resalta lo positivo: cuando ocurren conflictos y situaciones estresantes siempre existen acciones, gestos solidarios y hasta  heróicos, acciones que todo el mundo celebra y admira, resáltalas y exáltalas…

Recuerda siempre la delicada línea que el buen criterio le da a la asertividad. Menos es más y calidad vale más que cantidad.

 Y si quieres aprender sobre esto y mucho más del novedoso mundo de Instagram y sus atractivos Reels, no puedes perderte el Diplomado de Instagram en el que aprenderás a utilizar todos los recursos que te ofrece esta red para llevar tu negocio a otro nivel.

Abrir chat