Antonio Torrealba

AIDA, LA FÓRMULA SECRETA PARA VENDER EN INSTAGRAM

No se trata de un robot, o de una aplicación o de nada más que una fórmula efectiva para lograr que tú marca o empresa incremente sus ventas en Instagram. 

La fórmula que hoy les presento la he dado en llamar AIDA y es un acrónimo para:

A – Atención: conquista la atención de tus potenciales clientes.

I – Interés: engancha a tus prospectos con la solución que ofreces.

D – Deseo: aviva el deseo hacia la solución que propones.

A – Acción: anímalos a actuar según tu objetivo de venta.

 Siguiendo estos cuatro pasos podrás conseguir incrementar tus ganancias como marca digital. Tú mejor que nadie conoces tu marca (o deberías para convencer a otros de que te escojan) entonces nadie mejor que tu para aplicar estos criterios en tu estrategia de redes e incrementar tus resultados.

¿Y CÓMO HACERLO?

La fórmula Aida que he presentado en cantidad de presentaciones y conferencias es muy sencilla de poner en práctica en tus contenidos para vender. Veamos paso por paso:

  1. Atrae la atención

Como en el amor a primera vista, debes apelar a la necesidad, al “dolor” o aspiración de tu potencial cliente desde la primera imagen, desde el mismísimo título de tu texto, desde las primeras palabras de tu audio o desde los segundos iniciales de tu video.

Así conquistarás la atención, las miradas y el foco en tu marca. Recuerda que nada como la primera impresión para convencer a alguien de que se fije en ti. Para saber hablarle en su mismo idioma debes saber ponerte en sus zapatos, entender sus necesidades, sus deseos y expectativas. Eso hará que tu mensaje inicial no le sea indiferente.

  1. Engánchate a su interés

Ya conseguiste tu objetivo inicial: atrapar la atención. Ahora vas por más: ahora debes enganchar su interés con la solución que prometiste al inicio. Reitera tu propuesta pues tú conoces su necesidad y sus deseos, entonces extiéndete en ello y en tu capacidad para aliviar su “dolor”.

  1. Aviva el deseo

Reconozcamos que de la atención y el enganche a la decisión de compra hay una brecha que cubrir. Así que además de los dos pasos previos, debes tentarlo con tu solución, que crea que si no lo compra o acude a ti está perdiendo. No escatimes en los atributos de tu producto o servicio y en cómo ellos son las respuestas a su necesidad o problema. 

  1. Anímalo a actuar

Y por último concreta el paso final: que tu usuario se convierta en consumidor o cliente. Debes invitarlo a actuar. Debes motivarlo a que participe en tu llamado de acción: que se suscriba, que comente, que recomiende, que responda una encuesta o trivia, que participe.

 ¿Ves? aplicando AIDA puedes monetizar más en tus redes y garantizar la conversión de más cantidades de usuarios en clientes.

Pero si quieres convertirte en todo un experto en la materia no debes dejar de buscar mi libro “Cómo convertir a tus seguidores en Clientes”.

Abrir chat